Joder, Jess

1049134_ah_jess_franco_2_hd

Joder, Jess. Joder, Jess.

No puedo evitar que me guste ver a mujeres medio desnudas, correteando por palacios, rebozándose con otras mujeres, pechos enormes y culos redondos imperfectos pero apetecibles. Me gusta la sangre artificial, el color rojo y los hombres algo locos por el deseo. Me gusta también que ellas sean las protagonistas y que ellos necesiten de su presencia para estar tranquilos.

La serie B tiene algo que engancha. Es ese cutrerío técnico que prefiere centrarse en crear una sensación en el espectador. No tiene nada que ver con que el realizador no sea lo suficiente bueno como para rodar una obra con una calidad técnica impoluta. Es que ellos no son así, no les sale. Si les fotografían comiendo no podrán evitar abrir la boca para mostrar el interior. Nacieron sin inocencia. Eso es la serie B.

Joder, Jess. Deberían ver ‘Gritos en la noche’ los que dicen que es falta de talento o capacidad artística. Inconformista crónico. Es uno de esos personajes reales que viven más cómodos en la ficción, creando historias detrás de pseudónimos, infinidad de ellos en el caso de Franco, que llevan el erotismo como forma de vida, generalmente mal aceptada. La palabra erotismo conlleva algo de ordinario, vulgar e insinuación descarada. No se puede ser erótica con unas tetitas de la talla 85 y miedo al sexo. Hay una fina línea que lo separa de la pornografía y aumenta con los juegos sexuales, una mirada obscena y una boca caliente llamándote por tu nombre. Dan ganas de beber su sangre.

Justine y Eugénie eran eróticas, La preciosa Soledad Miranda era tremendamente erótica. Tenía las tetas pequeñas pero los pezones enormes. Ese desajuste estético y algo grimoso es la imperfección que la hacía irresistible.

Como adoro a los hombres obsesionados con un arte. Esos que no pueden dejar de encontrar inspiración en cualquier lado y necesitan escupir constantemente para que su cerebro no les vuelva locos. Jess Franco rodó más de 200 películas. Dijo que moriría con la cámara en la mano y así ha sido. Dándole al Record hasta el final, dos películas en 2012. Desquitándose entre marranadas y cuerpos desnudos.

Durante un tiempo fantaseaba con que si algún día La culpa es del script salía en papel, él sería la portada. Sabía que un escote pronunciado sería más que suficiente para conseguir un sí. No me cabe ninguna duda. ¿Qué tiene Silvia Superstar que no tenga yo?

Joder, Jess.

justine7

Las vampiras 1

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Archivos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 187 seguidores

%d personas les gusta esto: