Mis domingos Vol.2

de

– Despertarse poco a poco, mientras Otis Redding te acaricia suavemente con su These arms of mine y tú responderle haciéndote la perezosa bajo las sábanas. – Aliñar el desayuno con un baile… Sigue leyendo