Mis domingos Vol.11

– Ella, Billy Holiday, el desgarro hecho voz, colándose entre las sábanas para hacerte cosquillas con Lover Man, o cómo sonreír antes de abrir los ojos.

– Deshacerte de la pereza metiéndote Buddy Guy en vena.

– Saltarte el desayuno para salir a por Operación dulce, inmediatamente, Ian McEwan ha vuelto y vosotros sin avisarme.

– El domingo es el día del señor, es hora de misa de doce y en mi casa Elvis sigue siendo el rey.

– Se ha quedado un día maravilloso para poner en la balanza si saltas al ruedo y te cortas la coleta, retando faraónicamente a Sansón.

– Si el otoño es época de volver a creer en el amor, yo creo en El hombre tranquilo y en John Wayne con su pelirroja, no sé vosotros.

– Acérquense, tengo un secreto: fileteen un aguacate sobre un mollete pintado con solmorejo y dejen caer generosamente jamón sobre él, luego saboreen ese manjar como si dispusieran de la eternidad. Si suspiran me hago responsable.

– Tras unas pocas páginas de Noir, pocas, porque los libros de Garci se tienen que leer a sorbos, degustando cada línea hecha cine, ponerte Perdición para que ese tocado acabe en hundido.

– Esconderse de este incipiente frío en el jersey de él y en Just like honey.

– Llega la noche, yo cierro los ojos, pero tú susúrrame al oído, recuérdame que soy la más bonita de las mujeres…