Reverso cine: ‘Perdida’

Por Juanma Ruiz

Dicen que la muchacha es asombrosa,
protagoniza cuentos infantiles,
pero es mujer de obsesiones sutiles
y su tara mental no es cualquier cosa.

Y Affleck, de normal acartonado
sin saber poner cara de afligido
que tanto puede ser un buen marido
o ser él mismo quien se la ha cargado.

El quid no es descubrir al asesino
(“él siempre saludaba, buen vecino”)
o saber quién es ángel, quién demonio.

Puede contener trazas de adulterio,
promete desvelarnos un misterio
y es la definición del matrimonio.

6a00d8341bfb1653ef01a5119e841f970c