Reverso cine: El hobbit, la batalla de los cinco ejércitos

Por Juanma Ruiz

Se narra aquí el epílogo de un tomo
que apenas treinta páginas alcanza,
mas es cota de malla, honor y lanza,
y Gandalf, y un mediano con aplomo.

El sino del dragón era esperable,
mas no así la codicia del monarca
cuya obsesión por la piedra del Arca
le hace, aunque redimible, miserable.

Regresa el buen Bolsón sin equipaje
a casa, saqueada y sin menaje,
mas ya es mucho más grande su universo.

Distinto es si hacían falta en este viaje
alforjas de tres horas de metraje
pudiendo caber en catorce versos

 

foto-rodaje-el-hobbit-411