‘Samba’: El regreso de los directores de ‘Intocable’

El próximo día 27 llega a nuestros cinesSamba, la nueva película de Olivier Nakache y Eric Toledano, directores de ‘Intocable’, la peripecia de un irascible millonario discapacitado y su vitalista asistente. Aquella película llevó a los cines a 30 millones de espectadores en toda Europa y fue un vivo ejemplo de ese cine que basa su éxito en saber cómo llegar a tocar la fibra sensible del público con su mezcla de comedia y drama.

Si en ‘Intocable’ se hablaba de la discapacidad, en ‘Samba’ se habla de la inmigración para contar la historia de Samba (Omar Sy, que repite con los directores), que llegó a Francia hace 10 años desde Senegal y desde entonces ha pasado por varios empleos humildes. Alice (Charlotte Gainsbourg) es una ejecutiva que está pasando una mala época en su vida y sufre de agotamiento. Ambos luchan por salir de su particular y personal callejón sin salida. Samba está dispuesto a hacer lo que sea necesario para conseguir los papeles, mientras que Alicia intenta recuperar su vida hasta que el destino los junta.

Si bien ‘Samba’ ya estuvo presente en el pasado festival de San Sebastián, hace unos días se celebraba la premiere española de la película en el cine Palafox de Madrid, acto que contó con la presencia de los realizadores. Y precisamente con uno de los directores, Eric Toledano, tuvimos la oportunidad de mantener una breve charla momentos antes de empezar la proyección de la cinta, que ya ha conseguido 3 millones de espectadores en su exhibición en Francia.

Olivier Nakache y Eric Toledano

‘Intocable’ fue un gran fenómeno en todo el mundo. ¿Esperan repetir el mismo éxito con ‘Samba’?

No, no esperamos repetir, pero esperamos tener buenos resultados y que el público español acuda a la cita. Cada película es una nueva aventura y por eso no puedes estar esperando que vaya a tener el mismo final, pero confiamos en que la gente disfrutará la película.

En la película se habla del drama de la inmigración. ¿Cómo ven la situación en Europa, donde se ve el fenómeno de un modo algo hostil hacia aquellos que vienen de fuera?

Creo que debemos tener cuidado en cómo recibimos a la gente, si la recibimos. Y no dejar a la gente en la miseria, haciendo los trabajos que nadie quiere hacer. Tenemos que mostrar un poco de educación y humanidad, eso es lo fundamental.

Ustedes se han especializado en la fusión de comedia y drama para narrar sus tramas. ¿Creen que entra mejor esa mezcla a la hora de contar algunas historias?

Sí, porque el público solicita cosas inteligentes. El humor es atractivo, el fondo y las reflexiones también son atractivas, por ello esperamos que esta mezcla sea un buen cóctel. Y también es nuestra marca de fábrica, nos gusta mezclar los dos géneros, forma parte de nuestra forma de expresarnos.

¿Cómo convencieron a Charlotte Gainsbourg para participar en la película? Ella suele participar en proyectos menos comerciales y dar vida a personajes más intensos, como se ha visto por ejemplo en ‘Nymphomaniac’.

Fuimos a tomar un café con ella y le dijimos que queríamos que rodara una película con nosotros. No le parecía mal hacer una comedia, airearse un poco y volverse a vestir (risas). Así la conseguimos y hace un trabajo formidable, estamos muy contentos con lo que ha aportado a la película.