Reverso cine: 50 sombras de Grey

Por Juanma Ruiz

Él es un empresario sibarita
que busca una sumisa voluntaria.
Nos dicen que ella es universitaria
con pintas de suspenso por perlitas.

Pero como el muchacho tiene guita
además de sus perversiones varias,
la nena se presta de arrendataria
por no decir “da con la fusta a Rita”.

Si el libro (igual soy yo que no me entero)
no llega a literatura barata,
la adaptación no es ni pornografía.

Y aunque la mona se vista de cuero
lo que tiene el señor de la corbata
no es más que una vulgar psicopatía.

Que igual es cosa mía,
mas no es sano lo que hace este relato
de confundir sadomaso y maltrato.

50-shades-of-grey-official-trailer-01