Diez muestras de la Muestra Syfy

Cualquier aficionado al cine de género fantástico (ciencia ficción, terror, fantasía y alrededores) tiene desde hace años una cita ineludible con una selección de títulos de difícil distribución comercial en nuestro país que intentan cubrir todo el espectro de gustos de un público ávido de nuevas historias. En la Muestra Syfy además se han podido ver preestrenos de grandes producciones, sesiones de Phenomena con clásicos imperecederos, tronchantes películas de serie Z, una selección de cortos de lo más variado y proyecciones “infantiles” que hacen disfrutar por igual a niños y adultos. En un ambiente que tiende a lo festivo y con unos Cines Callao de Madrid repletos de espectadores, Leticia Dolera se encarga cada año de presentar y manejar lo mejor que puede a una multitud difícil de satisfacer.

En la duodécima edición se tendrá, como ya es habitual, un blockbuster de gran envergadura mediática como ‘Chappie’ (Neill Blomkamp, 2015) y otros films que han sido muy bien acogidos por la crítica y los asistentes a diversos festivales como el falso documental ‘What We Do in the Shadows’ (Jemaine Clement y Taika Waititi, 2014), el western vampírico iraní ‘A Girl Walks Home Alone at Night’ (Ana Lily Amirpour, 2014) y la extraña y polarizante ‘Under the Skin’ (Jonathan Glazer, 2013) que estuvo en el pasado Festival Internacional de Cine de Gijón. A modo de preparación para la nueva Muestra Syfy he aquí una recopilación de algunas de las mejores y más representativas producciones presentes en los últimos años.

1. Bong Joon-ho demostró de nuevo su talento para combinar elementos de diversos géneros sin perderse en el proceso con la espectacular ‘Snowpiercer‘ (2013). En esta ocasión integrando épicas escenas de acción, sátira política y el contexto de un futuro distópico con un mensaje comprometido y actual. Con el añadido de un compacto reparto internacional y sin renunciar al humor, todo funciona con una rotunda precisión que la postula como uno de los grandes hitos en la ciencia ficción más mainstream por su solidez en todos los apartados.

unnamed

2. En el punto opuesto está una de las mayores sorpresas dentro de la ciencia ficción de bajo presupuesto surgida de esta reciente tendencia conocida como lo-fi scifi, ‘Coherence‘ (James Ward Byrkit, 2013). Con un desarrollo basado enteramente en diálogos y una localización, lo que consigue está muy por encima de lo que su sencilla premisa podría indicar a priori. El ingenio y un buen guión son suficientes para contar cualquier historia siempre que se tenga claro lo que se quiere contar. Aquí logran trascender sus limitaciones y crear uno de los puzzles intelectuales más estimulantes mientras refleja algunos de los anhelos fundamentales del ser humano.

unnamed-1

3. Hay vida más allá de Ghibli en cuanto a animación japonesa se refiere y autores que invierten un inmenso talento en cada nueva incursión como Mamoru Hosoda. ‘Wolf Children‘ (2012) es un cuento maravilloso en el que se aborda fantasía, familia y la búsqueda de la identidad y de un lugar propio en el mundo. Todo desde el planteamiento tan llamativo de mostrar las dificultades de ser madre soltera y criar a tus hijos en el campo cuando su ausente padre es un hombre lobo.

unnamed-2

4. El universo cinematográfico de las adaptaciones de manga y anime es inmenso. Muchas se hacen de forma mecánica sin aportar nada pero ‘Rurouni Kenshin‘ (Keishi Ohtomo, 2012) se convirtió en todo un fenómeno en su país de origen con razón. Una ambientación cuidada hasta el último detalle, batallas emocionantes, personajes carismáticos y un origen de personaje interesante que deja respuestas por descubrir en las dos siguientes secuelas ya realizadas. Tan apta para los conocedores del material original como para los que quieran descubrirlo por primera vez.

unnamed

5. Siempre se ha dicho que el talento se lleva en los genes. Es probable que ‘Antiviral‘ (2012) sea una prueba evidente de cómo Brandon Cronenberg ha heredado los dones y la manera de entender el cine de su padre (sí, ese Cronenberg) en un producto digno de su filmografía en otra época. La obsesión por la fama y la celebridad lleva a un futuro en que la gente se infecta con enfermedades de famosos para sentirse cercano a ellos. Un manejo de la atmósfera envidiable y la perturbadora interpretación de Caleb Landry Jones son alicientes más que suficientes para hacer de su visionado algo imprescindible para los amantes de la “nueva carne”.

unnamed-1

6. ¿Recordáis el minoritario clásico de aventuras ochentero ‘The Beastmaster’? Su director Don Coscarelli sigue en activo y nos regaló la loca, divertida, extraña, imprevisible e inclasificableJohn Dies at the End‘ (2012). Mezclando drogas, experiencias extracorporales, un protagonista que no se entera de nada y otras dimensiones, todo es posible. Coscarelli lo usa a su favor para sorprender constantemente con cada nuevo e inesperado giro hasta llevarnos al borde de perder la cabeza disfrutando de su demencial relato.

unnamed-2

7. Al contrario de lo que muchos piensan, en España sabemos realizar todo tipo de cine. ¿No os lo creéis? ‘Lobos de Arga‘ (Juan Martínez Moreno, 2011) lo demuestra una vez más aunando exitosamente el mito del hombre lobo con el humor local patrio y referencias a los grandes autores del terror por todos conocidos en una comedia costumbrista sobrenatural que sabe muy bien anticiparse a las expectativas y manejar inteligentemente los clichés de este tipo de obras en su beneficio.

unnamed-3

8. El director y guionista Ti West está detrás de ‘The Innkeepers‘ (2011), una aparentemente típica historia de casa encantada con una construcción brillante de la tensión a través del terror psicológico con un punto de vista que le otorga mucho más interés del que podría esperarse. Eso unido a unos diálogos inspirados y la burbujeante química de su pareja protagonista (Sara Paxton y Pat Healy), la convierten en una de las cintas indispensables de este subgénero tan devaluado en los últimos tiempos.

unnamed-4

9. De los trailers falsos de ‘Grindhouse’, la aventura cinematográfica conjunta de Robert Rodríguez y Quentin Tarantino que homenajeaba el cine exploitation, surgió el divertido y sangriento largometraje ‘Hobo with a Shotgun‘ (Jason Eisener, 2011). Un recuperado Rutger Hauer toma el papel de un vagabundo vigilante que a golpe de descarga de su escopeta combate el crimen en una ciudad tomada por escoria de la peor calaña. Acción cruda y sin concesiones, humor negro y one-liners memorables convergen en este magnífico ejemplo de ejercicio de estilo que sabe tomarse a si misma y a sus referentes en serio dentro de su irreverencia.

unnamed-5

10. Y en esta misma línea de bajo presupuesto y gore pero con un tono mucho más alocado nos encontramos con ‘Dead Sushi‘ (Noboru Iguchi, 2012). El responsable de otros colosales disparates como ‘RoboGeisha’ (2009) firma aquí la historia de Keiko, hija de un célebre y severo cocinero de sushi, que huye de casa para encontrar trabajo en un balneario en el que el plato estrella cobra “vida” y comienza a atacar a clientes y empleados. Este “ataque del sushi zombi” es una insana producción con poco dinero y menos vergüenza que atesora alguno de los momentos más hilarantes que jamás haya provocado la gastronomía japonesa en la pantalla grande.

unnamed-6