12ª Muestra Syfy | Día 4 | LFO y A Girl Walks Home Alone at Night

El domingo 8 de marzo, última jornada de la Muestra, comenzó con la sueca ‘LFO: The Movie‘ (Antonio Tublen, 2013). Un hombre de mediana edad insatisfecho con su vida y con problemas familiares descubre propiedades de ciertas frecuencias del sonido con las que controlar la voluntad de cualquiera. Tomándose su premisa de ciencia ficción muy en serio desarrolla una historia sobre la responsabilidad de nuestros actos y las consecuencias en los que nos rodean desde la perspectiva más cómica posible. Hilando una serie de catastróficas y tronchantes consecuencias de los egoístas actos de su protagonista, reparte críticas a golpe de sátira a multitud de convenciones sociales, traspasando constantemente la frontera de lo políticamente correcto. Una cinta fresca y original que muestra en el fondo una gran verdad: el ser humano siempre busca por defecto su propio provecho y necesita “inspiración” externa para aspirar a un bien mayor.

"LFO"

“LFO”

Ha llegado el momento de decir basta a tanta producción indie con claras intenciones de triunfar en Sundance, una fotografía inspirada en Instagram, reparto sobre el papel sólido y que acaba siendo una total tomadura de pelo. ‘Jamie Marks Is Dead‘ (Carter Smith, 2014) es un ejemplo perfecto de película que en principio promete mucho y acaba en nada. Como historia de fantasmas no da miedo y como un supuesto intento de hablar del acoso escolar y el suicidio adolescente directamente provoca risa. Diálogos ridículos integrados en un guión que va a la deriva y confunde el misterio, la sutileza y el subtexto con crear una sucesión de escenas carentes de intención alguna en las que el espectador acaba imaginándose todo tipo de interpretaciones de lo que ve por puro tedio, frustración e indignación, en función del momento de su metraje en el que se encuentre.

"Jamie Marks is dead"

“Jamie Marks is dead”

Un mal muy común que se da entre los autores de cortometrajes es disponer de grandes ideas muy estimulantes a nivel visual y ponerlas al servicio de un desarrollo dramático claramente insuficiente. En esta ocasión ‘Splintertime‘ (Rosto, 2015) es artísticamente muy sugerente pero deja la sensación de ser una prueba de concepto de algo todavía sin madurar. O una broma sin gracia, según sea el nivel de optimismo que cada uno posea.

Y como broche de oro a un evento que ha tenido como siempre una colección de proyecciones de lo más variado, ‘A Girl Walks Home Alone at Night‘ (Ana Lily Amirpour, 2014). En el Día Internacional de la Mujer la directora a la que le gusta Bruce Lee, David Lynch y bailar no ha decepcionado con su western vampírico iraní en blanco y negro. Una maravilla visual y narrativamente impecable que actualiza el monstruo clásico en un contexto social actual y muy reconocible: la invisibilidad y el menosprecio de la mujer como arma de doble filo que se vuelve en contra de aquellos que las maltratan. Además deja para la posteridad el icónico personaje interpretado por Sheila Vand que subvierte con gran coherencia muchos de los elementos que se asumen para este género. Todo enmarcado en un consistente relato circular en el que las miserias de unos alimentan los sueños de otros y el principal dilema es aceptar o no que el mundo jamás cambiará.

"A Girl Walks Home Alone at Night"

“A Girl Walks Home Alone at Night”