Festival de Cannes – Jornada 1 – Tale of tales y La tete Haute

Por Henar Álvarez

Mientras fumo como un carretero para mimetizarme con el ambiente, me dirijo al Palais des Festivals pensando lo elegantes que son los franceses y si Joaquin Phoenix se dejará caer por la alfombra roja de La Croisette. Después he pensado que la poco elegante soy yo mentando en mi crónica a un actor por su físico, pero luego he llegado a la conclusión de que si Garci mantuvo un programa en antena durante años comentando los cuerpos de las actrices clásicas mientras fumaba con sus amigos, yo no tengo porque ser menos. Así que me enciendo un cigarrillo para contaros mi día de hoy que ha sido cuanto menos peculiar y digno de ansiolíticos mezclados con alcohol.

El cine francés inaugura la 68 edición del festival de Cannes. Mientras Ingrid Bergman preside el Palais des Festivals, Emmanuelle Bercot, presenta La tête haute’. No quiero caer en el argumento facilón de criticar a alguien que retrata las clases bajas sin haber estado cerca de ellas. Hay quien sabe mirar aquello que le rodea y utilizar el cine como denuncia y hay quien establece una premisa, un punto de partida, para desarrollar un guión sin empaparse demasiado del contexto en el que quiere ubicar su historia. Esa es la sensación con la que salí de la sala de cine esta mañana. A través de la vida de Malony (Rod Paradot), un niño de madre drogadicta y que fue dado en adopción con cuatro años, Bercot muestra el futuro incierto de quien se cría en la calle y no en un hogar. Este intento vacuo de acercarse al cine de los Dardenne, acaba concentrando en su protagonista todos los prejuicios que alguien de clase media puede llegar a sentir hacia un participante de Gandía Shore o Generación Nini.

lorient-casting-pour-un-film-avec-catherine-deneuve0_0

‘La tête haute’ (Emmanuelle Bercot)

Me hubiera encantado poderos hablar de ‘Our little sister’ de Kore-Eda que se proyectó a continuación. El festival divide a los medios de comunicación por colores: Blanco, rosa, azul, amarillo y naranja. El color blanco y rosa pertenece a los medios tradicionales y han copado las dos proyecciones de la película y el primer pase de ‘Tale of tales’ de Mateo Garrone. Entiendo que a un festival le interesa que vean las películas aquellos medios que más audiencia atraen, por eso me sorprende la división por soporte y no por visitas. Estoy convencida de que muchas de las webs con tarjeta azul o amarilla tienen bastante más repercusión que algunas revistas en papel, y que algún que otro youtuber acapara más público que algunos programas de televisión. Quiero pensar que es ignorancia. En cualquier caso, dar acreditaciones a lo loco me parece una falta de respeto para la profesión. La acreditación no cuesta dinero, como sí ocurre en el festival de Berlín, pero el avión y el techo hay que pagarlos. Si se dan más acreditaciones que aforo, quienes nos quedamos fuera no podemos hacer una cobertura en condiciones, que es lo que hemos venido a hacer.

Basta de lloros. El trabajo de Mateo Garrone, ‘Tale of tales’, ha hecho que mereciera la pena la espera (quien no se consuela es porque no quiere). Su película es un entretenido y fantástico, por lo fantasioso, alegato a favor del papel de la mujer en la sociedad. El libro ‘El cuento de los cuentos’ de Giambattista Basile le sirve como base para construir su defensa. Garrone nos lleva a la vida de tres mujeres en tres reinos del S. XVII. Salma Hayek, Bebe Cave y Stacy Martin se enfrentan a sus deseos biológicos, sociales y físicos. La primera tiene el único deseo de ser madre, la segunda un marido y la tercera volver a ser joven. Aunque todo esto no parece ser nada nuevo ni mucho menos tener pinta de cuento feminista, sorprende como estas mujeres se desenvuelven para conseguir sus objetivos o para enfrentarse a sus  instintos. Nada de ñoñerías, el título es digno de mostrarse en Sitges. Adentrarme en explicaciones me obligaría a espoilearos cada uno de los relatos así que dejémoslo aquí. Solo querría añadir que el reparto que acompaña a las heroinas es excepcional: Vincent Cassel, Toby Jones o Alba Rohrwacher ayudan con sus actuaciones a mostrar los fallos de las féminas del S.XXI. 

Capture-decran-2015-05-13-a-22

‘Tale of tales’ (Mateo Garrone)Í