Festival de Cannes – 9º jornada – Love, The assassin, The other side

Por Henar Álvarez

A las 00.15 h. la alfombra roja del teatro Lumiere se preparaba para recibir al equipo de ‘Love y a los asistentes a la proyección. “Yo quiero hacer películas con sangre, esperma y lágrimas.” comenta Murphy, el protagonista, a su chica. Quien haya visto películas de Gaspar Noé no le costará entender que esta frase sale directamente de su boca. Los teaser-poster que han estado lanzando por internet y los comentarios que llegaban de componentes del equipo de producción, ya nos hacían ver que a ‘Love’ le iba a faltar uno de los ingredientes. Olvidad ‘Enter the void‘, pasó y no va a volver.

Uno de los carteles promocionales de ‘Love’ (Gaspar Noé)

En palabras del director, ‘Love’ es “una especie de amor loco, como la quintaesencia de lo que mis amigos y yo hemos vivido”. Perfecto Gaspar Noé, pero eso no significa que al público tenga que parecerle interesante. Murphy recuerda sus dos años de relación con Electra: Las drogas, las juergas nocturnas, las pajas, los polvos, las comidas de coño y los paseos que daba con ella por París. Aunque pasan la mitad del día retozando, a Murphy le queda esperma para repartir y se acuesta con cualquiera que se lo ponga fácil, así, acaba dejando embarazada a Omi, una rubia con la que hicieron un trío. El drama está servido.

‘Love’ son dos horas de polvos encadenados con escenas del pasado de la pareja protagonista. La atmósfera de puticlub y bar tapadera, los neones y los parpadeos que vimos en ‘Enter the void’, se repiten en este nuevo trabajo pero sin sentido alguno, al igual que el 3D. ‘Love’ es el capricho de un niño mimado que se ha olvidado que sabe emplear la provocación al servicio del guion, una gayola a su propio ego aderezada con objetos que hacen alusión a su filmografía (como una maqueta del Hotel Love de ‘Enter the void’ en el cuarto de Murphy y Omi), guiños a su propio nombre (el hijo de Murphy se llama Gaspar) y ese 3D innecesario cuya única función es la de hacernos sentir que una corrida nos va a saltar en la cara. Ojalá para la próxima recupere el espíritu de ‘Irreversible‘, que para ver a gente follando ya tenemos Internet.

‘The assassin’ (Hou Hsiao-Hsien)

La crítica internacional ha sido unánime: The assassin‘ es la gran favorita para alzarse con la Palma de oro. En las puntuaciones que podéis consultar aquí, el trabajo de Hou Hsiao-Hsien, ha obtenido un 9,47/10. El público general también se ha dejado atrapar por el minucioso trabajo estético del director taiwanes.

El principal valor de ‘The assassin’ es la composición de cada uno de los planos que constituyen la película. Cada elemento, la forma en que combina colores complementarios, la elegancia de las batallas que huyen del efectismo, cada aspecto artístico del film por nimio que sea está perfectamente diseñado y meditado. A menudo, tenía la sensación de estar asistiendo a una danza clásica y no a la proyección de un wuxia (película de artes marciales), la primera en la filmografía del director.

Nie Yinniang ha sido entrenada para convertirse en un peligroso e implacable asesino desde que fue secuestrada con 10 años. De adulta, le encargan la misión de liquidar al hombre que ama, líder de la región militar más grande del norte de China en el siglo noveno.

Aunque no puedo negar que el trabajo sea interesante, si me llama la atención porque unas obras puramente visuales sin apenas contenido llaman tanto la atención y a otras se las tacha de vacuas. Necesito un equilibrio entre la historia y la dirección artística. A nadie le gustan las joyas de plástico.

4452e4863bd5ade18438c374628709bb

‘The other side’ (Roberto Minervini)

The other side‘ es una fotografía de los márgenes invisibles de la sociedad americana, la cultura (o la no cultura) del White trash en todo su esplendor. No es la primera vez que Roberto Minervini se adentra en los recodos de América, sus primeras tres películas son una trilogía sobre Texas: ‘The Passage’, ‘Baja marea ‘ y ‘Stop the Pounding heart‘.

Gracias a uno de los actores de estos primeros trabajos, el director tuvo la oportunidad de adentrarse en las raíces de algunas familias de Louisiana. Así surgió ‘The other side’, terrible y real. La mayoría de los personajes nunca había pisado un restaurante. Son proscritos en su propia ciudad. El paro y la meta han convertido a muchos blancos en ratas de cloaca a quien nadie quiere mirar, proteger o ayudar.

Desde el principio uno intuye que se encuentra ante una obra casi documental, se advierte cierta planificación de secuencias (hay una escena de sexo, por ejemplo) pero las voces que hablan, las historias que se cuentan, pertenecen a personas que deseaban ser escuchadas: Drogadictos enamorados, strippers embarazadas, exsoldados trastornados, paramilitares de ideología extrema… Todos ellos tienen la palabra en el circo del destierro que ha filmado Roberto Minervini.