Requisitos para ser una persona normal (Leticia Dolera, 2015)

req3

Alguien me dijo una vez que todos éramos más normales de lo que nos creíamos. Que buscabámos diferenciarnos de los demás para sentirnos especiales, pero que en realidad somos gente normal con una pequeña tara en el ego o la necesidad de atención. Leticia Dolera debuta en el largo con ‘Requisitos para ser una personal normal’, una comedia homenaje a los treintañeros que pensamos que nos comeríamos el mundo y que cuando hemos llegado a esa cifra de edad nos hemos dado cuenta de que seguimos vistiendo como unos mamarrachos, escuchando a Beyoncé, estamos a punto de agotar el paro y para nosotros ‘El futuro’ es una canción de Astrud.

María de las Montañas (Leticia Dolera) busca trabajo sin éxito. Al menos, responder a preguntas sacadas de algún manual sobre como destacar en tu departamento de RRHH, le ayuda a elaborar una lista de lo que quiere conseguir en los próximos meses, de lo que para ella significa ser una persona normal. La providencia le lleva a conocer a Borja (Manuel Burque), un gordo pelirrojo con acento gallego que porta lo que yo llamo “Barba bolso” (podrías guardar en su interior todo lo que llevas en los bolsillos) con quien establece un pacto: Ella le ayuda a adelgazar y él a ella a ser una persona normal.

Manuel-Burque-Leticia-Dolera-Requisitos-para-ser-una-persona-normal

Me gusta Leticia Dolera, sí. Y me gusta que haya contado esta historia una persona a la que veía cuando era adolescente en ‘Al salir de clase’, es como si hubiésemos envejecido a la vez y ahora tuviéramos los mismos problemas. No consuela, no te convierte en normal, pero alivia saber que alguien te comprende. El cine independiente lleva unos cuantos años produciendo películas que, disfrazadas de cine para púberes, son en realidad para treintañeros que se siguen sintiendo adolescentes o para el adolescente que fueron o para el adolescente que quieren seguir siendo. Me refiero a títulos como ‘Las ventajas de ser un marginado‘, ‘Un invierno en la playa‘, ‘(500) días juntos‘, ‘Ruby Sparks‘ e incluso ‘Moonrise Kingdom‘. La lista es interminable. Dolera absorbe la factura y la estética imperante y tan característica de este tipo de cintas, con la diferencia de que su historia sitúa como protagonistas a dos frikys que han pasado de los 30, lo que no impide que puedan peinarse con trenzas o llevar calcetines de colores. Es como la llamada de un amigo, como quien te tiende la mano cuando tienes un problema: “A ti, que sabes que la juventud se ha terminado pero no quieres aceptarlo, te regalo esta película

La trama es sencilla, divertida y muy fácil de digerir. ‘Requisitos para ser una persona normal’ es una versión del chica conoce a chico que se transforma en un triángulo amoroso en el que la dama deberá escoger al caballero más adecuado. Y aquí, queridos lectores, hago mío el consejo del hermano pequeño de María de las Montañas: Siempre que tengáis que escoger en el amor, quedaos con quien os haga sentir como David El Gnomo, siete veces más fuerte que tú.