Festival de Gijón 2015 – 1ª Jornada: ‘La calle de la amargura’ y ‘The Invitation’

cabecera-mobile

Comienza la 53ª edición del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX53) con una jornada inaugural en cuya gala de apertura se entregó el Premio Mujer de Cine a Katrina Bayonas, representante de actores como Penélope Cruz, Héctor Alterio, Elena Anaya o Jordi Mollà y productora, sucediendo a la figurinista Yvonne Blake en una iniciativa que desde 2010 trata de visibilizar el trabajo de la mujer en la industria cinematográfica española. Por otra parte, José Sacristán ha recibido el Premio Nacho Martínez, galardón honorífico que premia la carrera y valores de figuras destacadas del cine español y que han recibido antes Maribel Verdú, Gonzalo Suárez, Assumpta Serna o Imanol Arias, entre otros. José Sacristán sigue en activo con una amplísima filmografía que abarca cinco décadas y se extiende más allá del cine al teatro y la televisión.

katrinabayonas

Katrina Bayonas, premio ‘Mujer de cine’ en el Festival Internacional de Cine de Gijón 2015.

Entre las diversas actividades complementarias y paralelas del festival, se ha abierto en el Antiguo Instituto la exposición “México fotografiado por Luis Buñuel”, que se prolongará hasta el 10 de enero de 2016. Se trata de una selección de las fotografías tomadas por el director durante los años en los que estuvo rodando en ese país, la mayoría relacionadas con la búsqueda de localizaciones que aparecerían después en sus trabajos como cineasta. También se pueden ver algunas que, sin estar ligadas directamente con sus películas, sí que tienen que ver con su proceso creativo durante la producción de sus films. Es tremendamente interesante apreciar su evolución, cómo Luis Buñuel pasa de usar los típicos recursos amateur para la composición básica de sus encuadres, en un principio como fotógrafo de estampas cotidianas y paisajes muy genéricos, a sentirse mucho más cómodo jugando con gran cantidad de detalles y aprovechando la profundidad de campo. En una última fase, una vez controladas las aptitudes de las que dispone para tomar imágenes, acierta a capturarlas ya con equilibrio, despojándose de los excesos.

lacalledelaamargura

‘La calle de la amargura’ (Arturo Ripstein, 2015)

La película de inauguración ha sido la mexicana ‘La calle de la amargura’ (Arturo Ripstein, 2015), una producción en blanco y negro ambientada en el contexto de los barrios más corruptos y pobres de Ciudad de México. Dos viejas prostitutas intentan salir adelante como pueden y sus acciones, para nada bienintencionadas, salen mal. Una historia de crimen, pobreza y miseria moral, que a partir de escenas con una excesiva carga teatral pretende desentrañar los mecanismos de la tragedia en un relato que juega a usar la estructura del cine policiaco para realizar un retrato costumbrista salpicado por las supersticiones, prejuicios y tradiciones de sus habitantes. El problema viene del planteamiento visual escogido, que dista mucho de aportar algo a su narrativa. El intento de usar la cámara desde un punto de vista naturalista, lejos de aportar un mayor realismo, se ve neutralizado por lo melodramático y exagerado de las interpretaciones y las situaciones mostradas, proyectando en su lugar un artificio constante y molesto.

En la sección Géneros Mutantes era el momento para la ganadora del premio a Mejor Película en el pasado Festival de Sitges, ‘The Invitation’ (Karyn Kusama, 2015). Con una premisa argumental muy sencilla (un grupo de amigos se reúne después de un tiempo sin verse para una cena formal) su objetivo es el de generar suspense a partir de las sospechas del exmarido de la anfitriona (Logan Marshall-Green) respecto a su comportamiento y los motivos para el reencuentro. La tensión se va generando mediante los recursos del punto de vista y las ambigüedades en la conducta y las apariencias de las normas sociales, gracias a un guión basado en elementos que tienden a lo minimalista. Únicamente con estos pilares se construye un relato que explora las repercusiones de esa tendencia en la sociedad moderna por la que se considera que eludir los conflictos y reprimir el dolor a toda costa es la receta mágica para ser feliz.

theinvitation

‘The Invitation’ (Karyn Kusama, 2015)