Festival de Gijón 2015 – 5ª Jornada: ‘Risttuules’, ‘Masaan’, ‘Cop Car’ y ‘Alias María’

'Risttuules' (Martti Helde, 2014)

‘Risttuules’ (Martti Helde, 2014)

El quinto día desde el 53º Festival Internacional de Cine de Gijón comenzó con la estonia ‘Risttuules’ (‘In the Crosswind’, Martti Helde, 2014). Un título que usa de inspiración las detenciones y deportaciones masivas que la población autóctona de los estados bálticos sufrió tras su anexión a la URSS. Su magnífica puesta en escena, compuesta casi exclusivamente a base de tableaux vivants, sirve para elaborar una minuciosa introspección de los recuerdos de Erna mientras narra su sufrimiento al ser arrebatada de su propia vida sin explicación ni justificación. La cámara crea una mirada activa con su movimiento entre las memorias y las emociones de la protagonista a través del tiempo, representadas por situaciones muy específicas que concretan un delicado retrato del dolor en blanco y negro. Un dolor que se muestra de forma contenida, pero que se percibe impetuoso y eterno en cada secuencia. El tiempo parece dilatarse y hacer resonar hasta por la eternidad unos hechos históricos que afectaron de forma personal e irreversible a tantos que merecen no ser olvidados.

En Masaan‘ (Neeraj Ghaywan, 2015) se configura un melodrama coral que sigue las vicisitudes de cuatro personajes que viven en una pequeña población de la India a la orilla del Ganges. La separación en castas, la represión sexual, la degradación moral de la sociedad, la resistencia al progreso y los prejuicios son los fundamentos de unas tramas dispersas e inconexas. Unas tramas que caen sistemáticamente en el efectismo más burdo para aportar interés e intensidad emocional mientras avanzan torpemente en su desarrollo. Las estimulantes panorámicas de los márgenes del río, las exóticas escenas costumbristas y una fotografía que captura con cierto atractivo los rituales de incineración de los muertos, no compensan una estructura narrativa a la deriva y personajes con motivaciones basadas en lo inmediato y carentes de profundidad alguna.

'Masaan' (Neeraj Ghaywan, 2015)

‘Masaan’ (Neeraj Ghaywan, 2015)

Las formas y códigos del cine de género de los ochenta están volviendo para reivindicarse con fuerza y Cop Car‘ (Jon Watts, 2015) es otro buen ejemplo de ello. Dos niños se ven envueltos por accidente en la trama criminal de un corrupto sheriff al encontrar su coche oficial en mitad del campo. La refrescante inocencia de sus protagonistas y su historia de paso a la madurez con reminiscencias de ‘Cuenta conmigo(‘Stand by Me’, Rob Reiner, 1986) se ven aquí por el filtro del thriller de acción de los ochenta. Muy curioso resulta que en su planteamiento lineal y simple haga un tímido uso de la narración fragmentada y se base en unas peripecias provocadas por lo casual, con personajes cómicamente patéticos del Estados Unidos rural que parecen sacados de ‘Fargo’ (Joel & Ethan Coen, 1996). Lo mejor es la ingenuidad buscada y creíble de sus protagonistas; unos preadolescentes que sienten respeto por la autoridad pero también el impulso de rebelarse contra ella y desafiarla en un mundo lleno de una violencia que los adultos ejercen indiscriminadamente, mientras nadie se preocupa de protegerles.

'Cop Car' (Jon Watts, 2015)

Kevin Bacon en ‘Cop Car’ (Jon Watts, 2015)

Y en la sección Rellumes, dedicada al cine con miradas singulares sobre temas significativos, Henar Álvarez, que ya la había visto en el pasado Festival de Cannes, presentó ‘Alias María‘ (José Luis Rugeles, 2015) dando las increíbles y terroríficas cifras del conflicto armado colombiano del que habla la película. La perspectiva del film es la de los niños soldados a través de la crónica de las experiencias de la joven María en la guerrilla. De certera sencillez es la decisión de Rugeles de delegar su discurso al poder de la autenticidad de las imágenes con las que construye su relato. María es una pieza más del engranaje que hace perdurar el ciclo de la violencia. Una víctima que para poder sobrevivir debe abrazar por completo su sometimiento a las reglas injustas de otros o sufrir las consecuencias. Gracias a la actriz protagonista Karen Torres cada uno de sus planos encierra una verdad tangible, de las que en principio sólo podría creerse que existen en el territorio del documental.

'Alias María' (José Luis Rugeles, 2015)

Karen Torres en ‘Alias María’ (José Luis Rugeles, 2015)